Skin Care o Cuidado de la Piel

Una buena rutina de Skin Care no debe contener una extensa cantidad de pasos ni productos, te mostramos 4 pasos que son fundamentales para que puedas iniciar con una rutina de Skin Care.

0
409
Woman at home applying cream mask

El Skin Care es el cuidado que le brindamos a la piel día con día para que mantenga un aspecto saludable.

Generalmente asociamos el Skin Care con una rutina de una gran cantidad de pasos, pero antes debes conocer tu piel para saber cuáles son los productos indicados para tu piel.

Puedes iniciar con una pequeña rutina con los productos más importantes, los que nunca pueden faltar en tu rutina, como el limpiador, exfoliante, crema hidratante y el protector solar, ya que son la base de cualquier régimen de cuidado de la piel y siempre puedes agregar gradualmente productos o pasos a tu rutina que se integren a tu estilo de vida.

En este artículo te reducimos una rutina de Skin Care en 4 pasos principales:

  • Limpiador

Este paso es esencial y podríamos decir que el principal. Expertos en el área del cuidado de la piel mencionan que sin duda una buena limpieza es básica. Es el paso en el que podemos eliminar cualquier resto de polvo o suciedad que haya quedado en la piel y en los poros durante el día por la constante exposición a la contaminación, a la tierra, al sebo que produce nuestra piel, etc. Es básico para poder recibir bien el resto de tu rutina y prevenir imperfecciones. 

  • Exfoliante

La exfoliación es recomendable de 1 a 2 veces por semana, es importante para retirar las células muertas y abrir paso a una piel más suave, radiante y uniforme. Si sufres de imperfecciones, una exfoliación constate te ayudará a disminuir y prevenir los puntos negros y acné. Así mismo, si tu piel es seca, hará que se vea menos opaca y escamosa.

Puedes optar por un producto clínicamente aprobado para realizar una exfoliación o puedes preparar tu propio exfoliante casero.

  • Hidratante

Una buena hidratación hará toda en cualquier tipo de piel, sella la humedad y todos los productos que aplicaste antes para evitar su evaporación. Por esta razón es importante elegir un hidratante que vaya de acuerdo a las necesidades de tu piel y edad.

  • Protector solar

El ultimo paso y el más importante para tu salud es incluir un protector solar en tu rutina, debido a que estamos constantemente expuestos a los rayos UVA y UVB, los cuales causan quemaduras, envejecimiento prematuro, manchas, flacidez, o peor, cáncer de piel. Usar un protector solar de por lo menos un FPS 30 la mantendrá protegida de los daños del día a día.  Su eficacia depende de que apliques la cantidad adecuada, ya que es necesario cubrir toda la cara, cuello, orejas y cualquier parte que vaya a ser expuesta al sol y reaplicar cada 2 a 3 horas. Lo importante es elegir un producto que sea de acuerdo a tu tipo de piel.

Pon en práctica estos 4 pasos y nos cuentas tus resultados.

Facebook: Profesionales En Uñas & Belleza

Instagram: proenunasybelleza